viernes, 27 de marzo de 2009

Bienvenidos a los blogs de eldesenfoque.
Lugares de encuentro entre el Tiempo
que nos transcurre,
y las señales que nos deja...
Memoria y Experiencia.
Memorias y Experimentos.
El Tiempo que transcurrimos,
y las señales que dejamos en él..





video









¡ Esta entrada te permite acceder a todos los blogs de eldesenfoque disponibles hasta el momento y que encontrarás en los Enlaces !. Raigns & Palmer sólo es nuestro primer encuentro... ¡Que lo disfrutes!.










COMIX Y KIOSKO


Desempolvando y removiendo trastos destinados al olvido más o menos inminente, y más que otra cosa por evadirse de este duro y crísico invierno, pues he ahí que me topo con un patético y enflaquecido resto de aquellos comics de los Ochenta que tanto nos entusiasmaron a los colegas del barrio. Los Comix y la Movida (y las movidas que montábamos…), nadie lo pone en duda, corrieron paralelos y ambos desplegaron una imaginación y frescura hasta entonces desconocida, y para los nostálgicos también hasta ahora.



Apenas conservo una veintena de ejemplares, y los mejores aún los puedo recordar, pero no los veo por aquí. ¡Y los tenía todos!. ¡Tenía gran parte de los números de la revista Star!. La empecé a comprar cuando tenía entre 16 y 17 años. Y eso nos lleva a 1977. El Star se editaba en Barcelona desde 1974 (Ciudad Fronteriza que lindaba con Europa: Totem y Metal Hurlant eran publicaciones francesas y referencias en el comic internacional). La revista contaba con colaboradores como Ramón de España, Diego Manrique o Montxo Algora desde N.Y. Era una revista mensual que entre el comic y la prensa marginal?, underground?, alternativa? nos deleitaba con el primer Nazario o una reseña de William Burroughs, canciones poemas de Patty Smith en decente traducción, una entrevista a un Bigas Luna recién estrenando con “Tatuaje” de Vazquez Montalbán o el artículo de Ignacio Julia sobre un nuevo Bob Dylan llamado Bruce Springsteen (“Saludos desde Ausbury Park, N.Y”-1973), incluso llegé hasta Arthur Rimbaud trás un artículo de Jaime Rosal… Ácrata, jipiosa, punkarra, new age. Me alegro haberlos leído… Y me alegro de que Juan José Fernández (Ed. Glénat) haya publicado, recientemente “Star, la Contracultura de los 70”. Mi opinión?: Una conexión con una modernidad de gran estilo y altamente crítica con los canales de consumo masivo que finalmente se han impuesto... ¿Contracultura...?. No!: Cultura activista... (de agitación, joder!). ¿Exagerado?. Bueno, y qué.



¡¿Y a dónde han ido a parar aquellos álbumes de Robert Crumb o Gilbert Shelton, que costaban una pasta… ?!. Lo confieso; los vendí cuando los ochenta se desinflaron, los vendí porque necesitaba la guita... Lo vendí todo, comix, libros, música, parafernalia de la época… Lo vendí pensando que lo que pasa se queda atrás… ¿Y no es así ?. Y otra cosa: los Ochenta se acabaron en 1985... Sí. El tiempo es algo relativo. ¿Quieres saber algo de los 80?. Lee el libro del genial músico y compositor Sabino Méndez: "La Crónica de los 80" (Espasa Hoy/2000)
¿ Quieres ver unos vídeos que te mueres...?. La Edad de Oro: Loquillo, Parálisis Permanente, Derribos Arias, Alaska, Seguridad Social, Golpes Bajos... Pero no te entretengas mucho y vuelve.
http://www.youtube.com/watch?v=6546lYWjkc8&feature=fvwrel

Pues sí; los tenía todos. Gastaba el raquítico dinero del que disponía en ellos. Tenía desde el primer número de El Víbora-JM Berenguer Editor (brillante desde el principio, ¡y ese sí lo tengo!), hasta que ya al final, como la movida, el kiosko se llenó de convencionalismos, mercadería, vulgaridad y pornografía… Aquellos primeros Víboras eran "Goma-3 para el coco…"; para despejarlo de grises y provocar una detonación de estilos y temas: color para la imaginación que se resistía a ser embridada...; que por cierto contrasta con el B/N de la fotonovela (Patty Diphusa en Toda Tuya) que con guión y dirección de Pedro Almódovar veo en el Víbora extra de verano de 1982...


¡Esa fue la clave!: ¡ el kiosko !. No había HiperTV, Consola-doras, Interarnés… Entonces el kiosco era nuestra conexión a los nuevos canales de corrientes que aún permanecían desconectados por la cochambre de la dictadura. Vale, estaba el cine, pero el comic te lo llevabas puesto. Era como un video (que tampoco había) que podías ver cuando, donde y las veces que quisieras. No es como ahora, que hasta los portarretratos están animados. Cosa que por cierto ya estaba inventada por el comic, naturalmente fantástico. Es lo que había: Nosotros, el Barrio y un Futuro en el que muchos de los comix aquellos daban en la diana.

Estaba el Creepy: fantástico, gótico y de terror; un thriller que se dice ahora. El blue jeans: viñetas clásicas y cuadradas para una temática clásica, el FarWest, bélicas y del espacio. RAMBLA: comic en español del más alto nivel. Jiménez, Ventura y Nieto, Font, Martí,…¡Publicado y hecho por ellos mismos! ( me gustaría conocer el apoyo que obtuvieron de las autoridades culturales...). Estaba Tuboescape que se editó en La Linea (Cádiz) hasta 1984. Estaban las publicaciones internacionales en español como Epic, Tótem, Metal Hurlant, Cimoc,… Estaban, pero no veo nada.




MÚSICA Y COMIX

Leer comics y escuchar música… (¿ no era esa una de las actividades más lúdicas en las que empleábamos el mayor tiempo posible del tiempo libre en el que parecía que se iba a convertir todo el tiempo restante…?). Pink Floyd para las historias de Moebius. AC/DC para las de mitologías épicas de Epic: músculos y espadas. Sex Pistols para las acidviñetas de Herikberto. El Titi o Paco d´España para las coloridas mariconas underground de Nazario con su inolvidable Anarcoma... Y el Jazz para el género estrella del siglo XX, el género negro, las de detectives, las urbanas…: Un solo de Dizzy Gillespie puede transportar al sabueso al momento del crimen mientras sólo desentraña los indicios; o la cumbre sonora de una Big Band, o el saxo de Art Farmer, poniendo el énfasis en ese final de cristal en el que descifrar el caso supone condenar a la mujer por la que se ha perdido la cabeza…Un sólo con sordina en un puente bajo la niebla que cierra la escena…


Escuchar música y leer comix… Sí, la música era necesaria para salir del silencio reinante. Y los comix la mejor manera de ver multitud de historias, rápidas, llenas de acción, reflexión, parodia, ironía, humor, crítica… Otras vidas, otros mundos. Probablemente también estamos dibujados en algún comic…


La coincidencia espacial, entonces, de una inusual soleada tarde de jazz en vivo con un comic recién comprado bajo el brazo no resultaba casual. Vivir los Ochenta en una pequeña localidad cercana al más grande Festival Internacional de Jazz que entonces se celebraba en España, suponía tener a tiro a los más grandes en el Velódromo, a las bandas más innovadoras en el Boulevard, a los músicos más auténticos en cualquier esquina, y a los Pubs nocturnos vibrando de excitación. Verano, Humo y Jazz…Aldia.


En el 77 tocaron, por ejemplo y entre otros, Charles Mingus, Muddy Waters y Pedro Ruy Blas.... ¿ No está mal, eh ?. Pero, ¿ a dónde os llevo con todo esto ?: A disfrutar de la música y del cómic en un solo formato en el que se integran ambos soportes. ¿Es la omnipresente pantalla de animación el final de los comix impresos?. La Marvel está en ello… ¡ Pero habrá que seguir leyéndolos!, porque si suenan ya es una película… ¿Alguien quiere inventar algo…? . O ya está inventado?. Claro que sí, porque los inventó el comic. Probablemente, todo lo que existe ya ha sido dibujado previamente… ¡Sígueme hasta el final!.




ENTRADA JAZZ

Hay un Festival de Jazz, Porque sí, de prestigio internacional, contínuo, en Radio3 y RadioClásica a cargo del buen hacer de Juan Carlos Cifuentes Cifu, autoridad reconocida del jazz, y al que la única manera de agradecérselo es devolviéndole abrazos, carantoñas y besos múltiples; y del que tomo algunas palabras prestadas en cursiva de uno de sus recientes programas en el que pude escuchar un tema que me pareció maravilloso y lleno de acción: “Claude Reigns”. Un tema que escribió especialmente Manny Albam para Claude Williamson en 1949 y que, a su vez, está basado en las armonías de un clásico compuesto por Jerome Kern (1885/1945) y Dorothy Fields (1905/1974), “The Way You Look Tonight”. Manny Albam se permite un juego de palabras con el título del tema: “reigns” se traduce por reina o manda…( y así es como va el piano de Claude en este tema…); pero, además ese mismo año se estrena la aún hoy excepcional película Casablanca, y en ella trabaja una actor secundario llamado Claude Rains...


Manny Albam & Cloude Williamson...
¿ Historias de amistades insospechadas, complicidades que parecen prometer...?
Continuemos...





Manny Albam (24 de junio de 1922 / 2 de octubre de 2001).

Compositor de jazz, arreglista, director y profesor, en una carrera que abarcó siete décadas, Manny Albam trabajó con algunos de los más célebres intérpretes de jazz, incluyendo Dizzy Gillespie, Coleman Hawkins, Stan Getz, Sarah Vaughn, Count Basie, McCoy Tyner... Nació en la República Dominicana y creció en la ciudad de Nueva York, donde comenzó a tocar el saxofón alto y barítono profesional, mientras estudiaba bachillerato. Después de un breve servicio en el Ejército durante la Segunda Guerra Mundial, se embarcó con las grandes bandas de Charlie Barnet, Jerry Wald y Sam Donahue como saxo barítono y arreglador.



Además de docenas de grabaciones de jazz, Albam también escribió música para películas de televisión y comerciales para Coca Cola, Gillette y Chevrolet, entre otros. En los últimos años experimentó composiciones que combinaban el jazz y armonías de composición clásica contemporánea. Un estilo que combina sofisticadas armonías con un profundo sentido de la diversión. "Es un raro y precioso talento", dijo el saxofonista Phil Woods, un frecuente colaborador.




Claude Williamson Berkeley (1926-Brattleboro. EEUU).

Trás cursar estudios de piano en el New England Conservatorio de Boston resuelve tocar Jazz a finales de los años 40. Trabajó con Charlie Barnet, donde fue presentado con el tema “Claude Reigns” (Claude Reina). Después formará parte del grupo Red Norvo junto a otros, antes de establecerse en Los Ángeles donde lideró un trío durante años. Entre sus composiciones más conocidas destaca "Acuario", grabado por All-Stars en 1954. Su trío le mantiene ocupado, pero musicalmente estático durante varios años. Sin embargo, a finales de los años 70 y principios de los 80 recorrió el Japón y los registros que desarrolló allí impulsaron su carrera. Una carrera musical que merece ser escuchada…




Charlie Barnet (
1913 Nueva York/ 1991 San Diego)

Provenía de una familia acomodada. Sus padres tenían la esperanza de que su hijo se convierta en abogado. Sin embargo, el espíritu libre de Barnet le lleva con tan sólo 16 años de edad a dirigir su propia banda en un transatlántico de línea, cruzando el océano 22 veces y llevándolo hasta los Mares del Sur y América Latina. Barnet se dio a conocer en los círculos de jazz como líder de una banda que tocaba en el Paramount Hotel de Nueva York en 1932. Su fama comienza a propagarse como solista, también con el Red Norvo Octeto, que en 1934 lanzan la "La noche azul", con Teddy Wilson, Artie Shaw y otros. La cumbre de su carrera se produce entre 1939 y 1941, con una Big Band, y el disco Cherokee como el más popular.



Barnet nunca escribió ni estuvo del lado de la música comercial, y denunció lo que denominó downbeat, toque "maíz" o de jarabe, schmaltzy, música empalagosa. Esta constatación se puede escuchar en el hilarante lambasting de este estilo llamado "Una idea equivocada", escrita por Billy Mayo. La vida de Charlie Barnet refleja el color y la soltura de sus grabaciones y bandas. Estaba casado seis veces, frecuentaba los titulares de los periódicos, y fue uno de los más aclamados en el jazz a fines de los años 30 y principios de los 40.






CINE: CLAUDE RAINS


William Claude Rains ( Londres,1889/ Estados Unidos, 1967).

Siendo niño debutó en el teatro, iniciando una prolífica carrera que lo convertiría en uno de los mejores actores de carácter del cine y en un prestigioso actor teatral, superando algunos problemas de dicción que arrastraba desde la infancia. Durante la Primera Guerra Mundial perdió la visión de un ojo, pero pronto se reincorporó a su labor en los escenarios y trabajó como profesor en la Real Academia de Arte Dramático, en donde tuvo como alumnos a Laurence Olivier y Vivien Leigh. Un cazatalentos de la productora Universal, le propuso interpretar la que sería su segunda película "El Hombre Invisible" (1933), en donde interpretó magistralmente al personaje del título, apoyándose en su voz, pues su rostro tan solo se ve unos segundos al final de la película. Podemos considerar a Claude Rains como el paradigma de los llamados actores secundarios de los que a menudo se recuerda su rostro pero no su nombre, interpretando papeles en los que parecía ser el protagonista, incluso aunque sólo apareciera unos minutos en pantalla.

De sus interpretaciones quizá las más recordada sea en el clásico "Casablanca" (1949), en donde hace el papel del cínico prefecto de policía Louis Renault, que interpreta de forma irónica y permite que se acabe apreciando al personaje, que se redime en uno de los finales más comentados e inolvidables del cine, bajo la niebla, viendo despegar a la mujer imposible…, y cerrándose con la frase que no pienso repetir…



Ricky/Humphrey Bogard & el prefecto Renault/CloudeRains...
¿Historias de amistades insospechadas, complicidades que parecen prometer…?. Continuemos...




¡ Y COMIC !: PETILLON

Palmer es un personaje creado por Petillon. René Petillon (Francia 1945) es uno de los grandes dibujantes de comix francés y mundial, y su obra llega hasta nuestros días con una potencia sarcástica inusitada. Autodidacta completo, se vuelca en un principio sobre el dibujo humorístico. En 1972 abandona provisionalmente las revistas de prensa y entra en la prestigiosa revista Pilote. Allí hace una primera historieta de seis páginas titulada “Voir Naples et mourir”, y entonces decide dedicarse de lleno al cómic.

En 1974 crea al detective Jack Palmer, su personaje más internacional, el inspector más chiflado del cómic, con su trench-coat (trenca, gabardina), que le queda demasiado grande. El detective privado Jack Palmer llega al siglo XXI renovado con líneas más claras, pero se mueve en los mismos escenarios límites de nuestras sociedades con la misma capacidad crítica-humor-absurdo, tan inspirado en el humor de los Hermanos Marx y también sin perder de vista la capacidad critica de los padres del comic underground. Palmer es un detective inusual que se ve involucrado en tramas urbanas un tanto desconcertantes y absurdas, y que le dibujan un perfil entrañable, y al que también se termina amando incluso "por su forma de vestir...". Recomiendo la lectura de sus últimas obras, de las que se encuentra abundante referencia en los sitios del comic: El Affaire del Velo y El Archivo Corso.


En “Palmer se Mosquea”, una serie de asesinatos a los que llega instantes después de ser cometidos, le convierten en el cómplice de una trama mediática en la que, en ausencia de la creatividad propia del medio, él es convertido en el espectáculo. También absurdamente actual…

Palmer en esta historieta parece la estrella, y lo es sin saberlo, pero como le sucede a Claude Rains, el actor, su rostro disfruta de escasos primeros planos a lo largo de la historieta, aunque su presencia se ve multiplicada por las omnipresentes TV´s. Y al igual que el rostro del actor secundario no se olvida fácilmente (aunque ya en la sepia pantalla de la memoria…), éste Palmer, su línea, el ritmo trepidante de la trama, el papel áspero del tebeo que aún conservo… lo hacen inolvidable. Siendo el protagonista, Palmer se ve sometido a las tramas que René Petillon, su creador, se encarga de que se conviertan en la verdadera protagonista: la realidad que nos quiere mostrar de una forma mordazmente humorística y estrambótica. En este caso la absurdidad de la trama detectivesca nos pone frente a la realidad absurdamente virtual que puede crear la televisión. Merci.
Palmer se mosquea se publicó en España en el número 3 de El Víbora, y previamente en su francés original por la revista L´echo des savanes.


¡ Que la disfruteis !




LA PELI-COMIC

Sólo el respeto y el amor al Comic, al Jazz y a los Recuerdos, me han motivado a montar esta "paginación" animada de viñetas musicadas. Confío en no violar ningún derecho, ni desvirtuar ninguna obra, tanto la gráfica como la musical; y espero que, al menos mi admirado Petillon, si en alguna ocasión (improbable) llegara a ver esta cosa, la interpretara como un homenaje a su personaje y a su gran hacer como artista. En cuanto a la maravilla de tema "Claude Reigns", espero que sirva para que los que no conozcan a los geniales músicos que acompañaron su gestación y primeras ejecuciones, se acerquen a ellos (en especial al arreglista Manny Albam), a sus vidas y a su época musical jazzista. También espero que sirva para que los prejuicios que muchas personas sostienen del Jazz como una música pesada, descubran que se trata de un género de músicos gigantes, del género por antonomasia del siglo XX en el que aún sicológicamente vivimos; y de un género en el que la multiplicidad de armonías lo convierten en un estilo parejo al de la música clásica, pero con una capacidad regeneradora que supera a ésta última (digo yo).

¡ adelante!








¿ MÁS AMISTADES...?.

¿ QUIZÁS ESTÁ TODO CONECTADO...?

¿ LO ESTAMOS TODOS...?

Cuando Palmer sale apresurado del apartamento en el que la rubia ha sido asesinada por el salvaje de la cuota de pantalla, está a punto de estrellarse con éste mismo en el cruce de las calles Harvey Kurtzman y Bill Elder... ¿ Nos pregutamos quiénes son estos notables que merecen una placa urbana ?. Quizás ya sea demasiado... ¿ Kurtzman&Elder...? ¿ Cómo salimos de este jardin de los senderos y amistades que se bifurcan...?

¿ el desenfoque y tú... ?
¿ Historias de amistades insospechadas...?
¿ Complicidades que parecen prometer...?
¿ Nos vemos en el próximo cocktail...?



REIGNS & PALMER UN PUZZLE ABIERTO...




¡ HASTA EL OTOÑO, AMIGOS !







No hay comentarios:

Publicar un comentario